lunes, 21 de enero de 2019

sociedad y educación (primera parte)






Que nuestra sociedad, toda, es una SOCIEDAD ESTRATIFICADA no es novedad. Pero para entender lo que a continuación vamos a proponer, es conveniente aceptar este principio. Nuestra sociedad o mejor nuestras sociedades, siempre han estado COMPACTADAS, cual terreno, por capas debidamente asentadas… Al igual que cuando realizáramos una carretera establecemos rocas sólidas en su base, para sobre ella volcar otras capas cada vez más finas, unas más permeables que otras… Estas capas mantienen unas características de compactación en base a una homogeneización “de intereses” que las hace compatibles con los movimientos que han de soportar por el uso y por las adversidades … y así cual terreno, propicia en seguridad, el asentamiento de otros seres que en BENEFICENCIA se apoyan sobre éstas.

Esta sociedad estratificada siempre ha contado con un elemento fundamental y básico en esta compactación, y ha sido el resorte de la Religión. Una casta o estrato suplementario complementario ha jugado-conjugado-amortiguado las tensiones de las presiones de los estratos sociales. Cuando el ser humano se asienta y se aparta del nomadismo [mientras nómadas, las tensiones sociales se liberaban mediante desplazamientos físicos, alejándolos o huyendo…] pero cuando se sedentariza, ha de proveerse, esta sociedad asentada, de otros mecanismos más elaborados, sutiles, psicológicas … Invistiéndose de autoridad, por la autoridad de los poderosos, y entre éstos, de los mismos dioses… Pero, ¿quiénes se entienden con los dioses? La casta sacerdotal. Una casta que bien en dualidad o fundida en sí misma con la capa suprema, se instituye y legitimiza su posición estratificada.

La sociedad ha de permanecer unida para siempre y esta permanencia ha de cohesionarse… mediante el amedrentamiento del miedo… Pero la extorsión (y aniquilación de las intenciones del contrario mediante el uso de la violencia física al posible insurrecto y a su familia, pueblo o tribu), suponía una perdida que añadir a las hambrunas, epidemias y catástrofes naturales imprevisibles… no era querida por el estrato gobernante que necesita de los serviles gobernados. Ningún gobernante tira piedras a su propio tejado, así que si quería poder disfrutar de los beneficios soñados e imaginados, debía saber obtener los frutos de sus siervos, de sus capacidades artísticas y técnicas, para garantizarles su “reinado”. Así el miedo no era suficiente, debía proveerse de otros lazos invisibles… -pese a los años, la práctica de la violencia aún pervive y se ejerce según el nivel evolutivo del gobernante y los recursos disponibles-. Estos lazos los va a construir la “Religación”, desde el incipiente chamán o brujo, a los sacerdotes con sus ceremonias y rituales, más o menos elaboradas, se irán haciendo con las conciencias y espíritus de sus subordinados… Pero la religión ha de ser reactualizada por cada y en cada generación, luego debe ser asumida por el creyente y sus descendientes… Pudiera ser que los primeros predicadores fueran los ancianos, pero éstos podrían tergiversar con el tiempo los elementos fundamentales de las creencias … de aquí que se crease un corpus doctrinal y corporal que salvaguardase al credo.  Es claro de observar que, a lo largo de la Historia, cada poder político se ha dispuesto de una religión acomodada a su gobierno. Así los faraones, los griegos y romanos, los incas, mayas y aztecas, budistas, birmanos, chinos e hindúes-hinduistas, japoneses-taoístas, luteranos, anglicanos y católicos; los sectores islamistas, si otomanos, selyúcidas, osmanlíes o bereberes, … que si chiitas, sunnitas, sufíes, ismailíes, fatimíes …

Y como el campo es extenso, me centro en el mundo occidental que, a partir de los primeros cristianos, se usa la predicación como una incipiente educación que se irá desarrollando-completando como propagación, sobretodo en esas universidades, primeras nacidas de los mismos contenidos conventuales en connivencia con los príncipes …   Pero no debo correr, antes de la universidad, como institución, anduvieron las escuelas, ya monacales ya palaciegas, unas y otras en normal atención por los frailes que, en sus estudios, trabajan conservando y conociendo y en lo que pueden aplicando, los saberes del pasado.

Las escuelas, cuales talleres de trabajo de conocimientos, estudian, traduciendo, divulgando, propagando … Si la predicación colectiva en los comienzos divulgara asuntos de credos, poco a poco fueron mezclándose los contenidos, y dentro de las formas y formulaciones, se comienzan a divulgar desde los púlpitos, en el centro de espacios cubiertos, otros saberes, de tal modo que muchos profesores de universidades compatibilizaban su docencia en doctrinas primero, para ampliar su discurso a las ciencias incipientes … bástanos recordar como Colón en la Junta de 1491, ha de presentar sus teorías ante los doctos sabios de la Universidad de Salamanca que embutidos éstos de complejas narraciones mitificadas, elucubraban conclusiones absurdas…

Pero cierto, sí, poco a poco, quizás por mera observación y deducción lógica… la comunidad  cristiana experimenta la fuerza de la predicación colectiva y las conversiones en masas… ya desde antiguo, así se procedía y ahora se procede… si el señor se convirtiera, toda “su casa” convirtiérase por decreto del dómino(*) … y serán estas conversiones “en masa” las que construyeran el imperio del lábaro, que ahora ya no era una INVASIÓN externa, sino una CONTAMINACIÓN interna, una contaminación ideológica [así fuera como Constantino, el insurrecto frente al poder establecido, al frente de un grupo de fanáticos, vencieran en el Puente Milvio]. La predicación será la herramienta para amortiguar la lucha de clases o de estratos sociales insurgentes … y la religión como condicionamiento social, se instaura e instituye como canalizador de las tensiones … el estado y la iglesia, Teodosio y Ambrosio de Milán … y desde entonces …

El ser humano contiene en si una complementariedad dicotómica, y éstas facetas aparentemente anversas provocan confrontaciones … La tecnología al evolucionar requiere de otros elementos e instrumentos manipuladores más sofisticados que aplicar… Al Estado Eclesiástico y Nobiliario, se le suman un tercer estado, la burguesía que, con las finanzas, vienen desde la Edad Media apuntalando a ambos poderes hasta que convencida de su fuerza y poder le planta cara … El estado burgués, mediante sus finanzas en comercios e industrias, dispone capacidad para hacer y deshacer distribuyendo las fuerzas en tensión para su propia intención.

(*) acaso en nuestras votaciones electorales no se aplica este proceder cuando un trabajador ha de votar lo que a su jefe le conviene para así salvaguardar su puesto en el trabajo … subvencionado de/a la empresa de su empresario.

Al primer estrato social, nobleza/monarquía, se le puede sustituir por la clase burguesa, pero ésta, al igual que los monarcas con sus válidos, delegan su ejercicio de poder en otros, los partidos políticos … y eso de que el rey reina, pero no gobierna es una mascarada… el estrato permanece intacto. Tan solo que donde antes eran los reyes ahora son los burgueses… que sí que gobiernan en la sombra … tras los políticos, cuando no se implantan en el juego de la política, para salvar sus intereses… aquí observamos que es la iglesia o mejor la religión, la que se queda sin papel de representación que justifique retribución … pero se adapta, acomodando sus predicas si antes trabajaba para la educación de las clases pudientes ahora pervive constituyéndose como empresas subvencionadas … La religión ya no pacifica, es claro su juego en el bando en el que juega… ya más que predicación ejerce una domesticación a través de la ciencia sin hacer ciencia, siguen practicando y predicando la sumisión al nuevo poder establecido… antes eran las universidades … ahora también, y de las fundaciones y patronatos …



Cuando revisamos los movimientos de renovación pedagógica en el siglo XX, María Montessori, Celestin Freinet, Andrés Manjón, Rosa Sensat, Freire, Tonucci, … todos tocan la denominada Educación Primaria, Elemental, Básica… pero nadie toca para replantear, a la Secundaria o Enseñanzas Medias. Este tipo/estrato de transmisión/educación no se ha visto revisado ni en su fondo ni en su forma, pues al abrigo y puente con la educación superior universitaria, nadie de fuera ha podido cuestionar sus actuaciones… blindadas por la “gremial autonomía universitaria”, dominada y sojuzgada más por una élite pontificial y jerarquizada que envuelta en un sacralizado poder de una cadena de mando, más atenta a su posición que a su servicio de investigar.  La universidad española sigue sumida en aquellas juntas disquisitivas del saber… “discursivo”, formulando un boato que enmascara la inoperatividad … si, cierto emite títulos, cuales Bulas eclesiales en esa larga tradición que la mantiene. La universidad española y subsiguientemente, su lacaya Educación Media que la enlaza y subordina, no es capaz de reconducirse y revisarse en un intento de independencia y arrebatar una identidad más fuerte. La sociedad requiere que exista una independencia de poderes, poderes que van más allá de los clásicos descritos por Voltaire… cada factor de producción ha de encontrar su rentabilidad en la cadena de conocimientos… CONOCIMIENTOS QUE CONSTRUYAN UNA INFRAESTRUCTURA SALUDABLE DE SENTIMIENTOS … SENTIMIENTOS SANOS, FRUCTÍFEROS, EFICIENTES Y SATISFACTORIOS, GENERADORES DE JUSTICIA Y PAZ, FELICIDAD.


domingo, 18 de noviembre de 2018

Sobre nuestro Régimen de Gobierno…

ciertamente aquí lo ubico, "detrás de la educación" … porque imperceptible, subliminalmente se nos da por hecho, hechos que no son de derecho...

A día de hoy: Sobre nuestro Régimen de Gobierno… siendo la monarquía establecida, en la persona de Juan Carlos de Borbón, una condición impuesta en el anterior régimen Dictatorial por la persona de su artífice, Francisco Franco Bahamonde, el cual buscó perpetuarse en una continuidad, y protegerse, salvándose él, los suyos y sus colaboradores, mediante la fórmula institucional de una monarquía, que símil-cuasi dictadura, deja la apariencia de régimen tutelar de “protectorado” sobre el mismo pueblo soberano.
La realidad es que al Pueblo se nos trata como colonia de una “metrópoli institucional” -clase pudiente y caciquil- manejado por unos capataces-Partidos Políticos, al servicio, éstos, de su majestad, al que no pueden cuestionar ni pedir cuentas sobre sus decisiones, ya privadas ya públicas…

Así, por ello, la monarquía requiere ser refrendada por la actual población, puesto que ningún régimen es “a perpetuidad” si como declara la magna ley, la soberanía se fundamenta en el conjunto de la nación, estado o pueblo español. Luego el Pueblo debe ser llamado a las urnas para refrendar su propio sistema de gobierno*, tanto de partidos para gobernar, como de régimen de gobierno**, sin que ninguna fuerza interfiera o sojuzgue la voluntad del soberano conjunto de los ciudadanos españoles.

Así, el propio Pueblo debe pronunciarse si otorga continuidad a una línea sucesoria que proviene de una imposición, que a su vez supuso alteración en el orden dinástico sucesorio. Así mismo, disponemos de un mecanismo electoral que no es proporcional ni representativo, puesto que prima a unos sectores frente a otros… se ha de revisar la optimización de recursos y la ponderación de fuerzas en un ordenamiento jurídico y sociológico que no sobrecargue al erario público sobrecosteando de impuestos al pueblo sufragador de “servidores públicos” ineficientes y negligentes… a los que se les aforan sus actos inimputables …

*Por sistema: más participativo y dinámico, ponderado pero representativo del conjunto, … asunto de los referéndums…
**Por régimen, si monárquico o republicano, autonómico o federativo, dado que hablamos/conceptualizamos de un estado construido de/por naciones, las propias naciones pueden deponer sus leyes en aras de una estructura superior como actualmente se viene haciendo, supeditándose las estatales –estados europeos- a las europeas comunitarias …

viernes, 24 de agosto de 2018

a la luz de las sombras ... si una proposición es falsa, falsa es también la conclusión



A la luz de las sombras

de la muerte, observo y veo,

que en la vida que vivimos,

atravesamos múltiples adolescencias,

la primera, cuando accedemos a la infancia.



En todas nos transformamos,

pero de cómo resolvamos

esta transmutación nuestra,

así un estilo y tendencia

que hemos de conocer y gobernarnos.



Era propio que en una sociedad beligerante

todo se resolviese entre contrincantes,

siempre el otro era contrario adversario,

conflictos por la fuerza ciega

o por jurisprudencia a tientas.



Hoy comprobamos que con el exterminio

no solo de la especie, sino de toda la naturaleza

esquilmábamos recursos y añadíamos

más problemas a los problemas …

a los resultados nos remitimos.



Sólo se elogia lo que interesa, las magníficas proezas,

pero bien entierran sus vilezas, en la negación,

en el olvido, y sobre todo en el timo, fruto del engaño…

¿Nos biengobiernan nuestros gobiernos, ya de credos, recursos, incluso futuro?

¿Nos salvan nuestros protectores, sumiéndonos en un tener que defender a nuestros mismos liquidadores?



No nos dejemos engañar, ningún individuo resulta imprescindible …

tras los cortinajes y ropajes, todos nacemos y morimos iguales.

Tampoco los alegatos y credos, proposiciones y constituciones nos salvan

cual ecuación irresoluble para llegar a la misma resolución irresoluta,

que si una proposición es falsa, falsa es también la conclusión.

lunes, 6 de agosto de 2018

Los apriorismos de las mentiras:




Los apriorismos de las mentiras: las supuestas verdades enmascaradas por:

la belleza, la opulencia y la sapiencia; y a veces también por la supuesta dignidad de la autoridad en las instituciones, ya civiles, ya religiosas.



Los conceptos de, belleza como de justicia, resultan innatos. Todos, aunque unos sean más que otros, pero todos, al fin y al cabo, sienten-perciben de un modo natural lo que es bello y justo … Luego, cada cual conlleva con mayor o menor sintonía estos “atributos” a sus fueros e intereses.

El hecho es que una vez poseídas tales cualidades o atributos, se intentan apropiar en exclusividad y negar a los otros, y si no, “acumularse” no en igual sino más, en mayor cantidad de atribución. Por tanto, la belleza como la justicia nos la intentamos aprovechar-apropiar para nuestro exclusivo disfrute, porque previamente-a priori, nos la atribuimos como bien “por derecho” propio, de nuestra propiedad y disfrute, excluyéndoseles a los demás.

Con la opulencia y la sapiencia viene a ocurrir lo mismo. Lo que nos es dado por circunstancias aleatorias, nos lo investimos por derecho divino, cual santo y seña de nuestra persona entronizada. No se interpreta ni entiende como devenir, sino como prerrogativa o predestinación, (y con la predestinación, la justificación para hacer lo que quiera, ya que, no es su interés personal, sino que, desdoblada su personalidad, adquiere un “nos” mayestático colectivo atribuyéndose autoridad, a través del poder, para suplantar a la sociedad) pero no como fruto de circunstancias, tales como una dificultad en la metabolización de azucares o sustancias puede provocar en mi cerebro diferentes respuestas …



El hecho es que la belleza, opulencia y sapiencia actúan en nuestras vidas como refulgentes reclamos, al que nos entregamos desequilibradamente y así por amor, dinero o saber, llegamos a perder la cordura.



Nos habremos percatado como en las películas casi siempre vienen a ofrecerse modelos sociales situados económicamente en grado satisfactorios, con poderes adquisitivos incuestionables … al par que se instruyen subliminalmente las pautas de conductas convenidas según juegue su juego el protagonista según el guionista… Estos filmes catárticos están “diseñados” para que la mayoría huyan de su mediocre existir, de sus anodinas y rutinarias costumbres… impuestas por la obligación de cumplir protocolos a ciegas… en los cuales siempre existen unas tramas, sobre su urdimbre, como tapiz ilustrativo de penélopes que aguardan su oportunidad a la espera de su ocasión odisíaca… Siempre inmersos en proyectos o propósitos de complejas redes corporativas y financieras, enfocados o desenfocados desde unos ángulos inversos y adversos, difíciles de enjuiciar entre el fin y los medios, entre el hecho que se hace y el cómo se hace y se lleva a cabo … debatiendo sin determinar qué diferencia ética establecer entre enriquecerse con drogas o con medicamentos, donde se lucran de unos seres dependientes por la enfermedad o la adicción, … o poniendo en juego la seguridad, se trafica con armas y por éstas se montan conflictos que genere nuevas demandas …



Nos gobiernan desde dependencias creadas … tener un trabajo, para obtener un vehículo y una casa donde guardarlo, y una persona del sexo elegido con la que compartir y/o exhibir apariencias de belleza, opulencia o sapiencia … y la supuesta dignidad de la autoridad en las instituciones, ya civiles, ya religiosas, de las cuales siempre se cabe esperar la integridad y coherencia con los discursos morales de las que hacen gala, y que más bien regala cuales perlas en zahúrdas… pues las mayores aberraciones se amañan y trajinan en estos obradores y tahonas cociendo sus planes, donde pierdan quienes pierdan siempre que ellos ganen.

domingo, 13 de mayo de 2018

una mediocre justificación


El fin no justifica los medios puesto que los medios han de ser comedidos y proporcionales
al propósito legítimo y justo de una pretensión.

La dualidad basada en la complementariedad de la unidad. ¿Acaso una moneda por presentar dos faces, fueran dos monedas?, ¡No, verdad!
Se nos quiere convencer, en base a la apariencia, que el ser humano es un ser duplo, dual, pero no, resulta ser un ser único; como unidad resulta ser única e insustituible. Cada ser humano ha de lograr realizar y aportar su singularidad y su esencia.

Los regímenes totalitarios, incluyendo los regímenes religiosos y no solo los políticos, insisten en anular esta percepción, visión intuida y comprendida. Pretenden anular la individualización, la singularidad de cada obra y ser. Esta esencia ha de ser trabajada, es en este terreno donde se cimienta la dualidad y la complementariedad. Pero no habrá complementariedad donde no hay singularidad… entonces lo único que se logra es duplicidad, no complementariedad.

Muchos humanos, -los más-, más que construirse, se dedican a sustraer los esfuerzos de los otros… y los hay que se valen de credos y doctrinas para evadir su responsabilidad…

El compromiso más grande y necesario del individuo resulta ser FORMARSE –A SÍ MISMO- INTEGRAMENTE EN ARMONIA, ASÍ SE CREARÁ UNA SOCIEDAD EQUILIBRADA Y JUSTA: REITERO, FORMA AL INDIVIDUO INTEGRALMENTE EN ARMONIA Y OBTENDREMOS UNA SOCIEDAD HUMANA EQUILIBRADA Y JUSTA. PUES CUANDO ADOCENAMOS A LAS PERSONAS PROPICIÁNDOLES UN CONCEPTO DE EDUCACION ASIMILADORA de SÓLO CONOCIMIENTOS de cara a una FUNCIONALIZACIÓN DE LA EXISTENCIA, SÓLO LOGRAMOS ALIENAR Y ENGAÑAR A SUS MIEMBROS… PREPARANDOLOS PARA QUE SEAN ESCLAVOS DE VOLUNTADES Y EMPRESAS AJENAS.

COMO EDUCADOR “me siento responsable de lo que he domesticado”. Tomo a “El Principito” de A. de Saint de Exuperit versus por El Príncipe de N. Maquiavelo: Siempre he rechazado esa sentencia, tan injusta y absurda, del fin que justifica y exonera los medios empleados. No se pueden hacer licitas las atrocidades… Sólo en situaciones excepcionales y nunca a conveniencia de ambiciones … ocultas, aunque sean colectivas e inconscientes… repito sólo en situaciones excepcionales y extremas, se nos da a elegir entre soluciones malas, frente a otras peores. Entonces la ponderación nos hace optar por soluciones viables, que si bien traumáticas, las menos lesivas, y las más conservadoras resolviendo en equilibrio consecuencias para el conjunto social frente al interés individual.

“El fin justifica los medios” es la razón de los que no teniendo raciocinio y actuando con arrogancia y negligencia, quieren calmar su conciencia con esta mediocre justificación.


jueves, 10 de mayo de 2018

“EDUCACIÓN A DISTANCIA” - EDUCACIÓN DISTANCIADA


“EDUCACIÓN A DISTANCIA” EDUCACIÓN DISTANCIADA

Reflexionaremos ahora sobre la “educación a distancia” constatando que … “queremos” vivir en una educación-realidad distanciada.

Siempre consideraremos el acto educativo inherente a dos acciones implícitas -al hecho de transmitir conocimientos-, la pedagogía y la didáctica. La primera hace referencia a las variables a considerar por parte del docente al tratar(1) y transmitir(2) los conocimientos al discente, y la segunda, la didáctica, a la elaboración de los contenidos para adaptarlos a la mente receptora. En términos propagandísticos cual “catequesis”, una especie de mayéutica… inherente a la acción de parir. Parir se puede parir, pero si se trata dicha acción con mañas, y éstas resultan garantes, mayor satisfacción y garantías para las partes, madre e hijo/a.  De esto mismo se trata al ponernos en el campo de la transmisión no ya de la misma vida sino ahora del conocimiento…
(1) Cual alimento ha de saberse elaborar, secuenciar sus pasos, …
(2) la transmisión también tiene sus reglas, cual envoltorio, a veces condiciona al contenido, [“Dior: j´adore, parfume” supone un tipo de envase que le identifica y diferencia haciéndole único, de tal modo que contenido y continente se corresponden...  e identifican…] así una palabra, puede depender normalmente del contexto, pero pudiérase que de por sí se construya y constituya en símbolo y referente (marca)

No tenemos culpa de nuestra estupidez, pero sí de nuestra negligencia y pereza. Si no nos esforzamos, y transformamos nuestra realidad, no contribuimos a nuestra calidad de vida y robustecimiento de nuestra dignidad. SOMOS MÁS INTELIGENTES DE LO QUE NOS CREEMOS, consideramos y trabajamos, y por ello NOS DESAPROVECHAMOS. No podemos ser tan necios, pero los alumnos son tan … se trabajan a sí, tan poco, que creen andar haciendo proezas cuando hacen meras deducciones inducidas … que … “alucinan” …     Y la “educación” … ¡dios! … ¡se les aparece cual magia!   Así, si les “habla raro”, te escupen; si les explicas, no te entienden … disponen de tal riqueza léxica que sin disponibilidad comunicativa se enrocan en un bloqueo argumental…    ¡y vuelta a empezar!

La educación es interacción, es también colaboración. No es posible la educación sin los alicientes emocionales, dubitativos o exclamativos, desiderativos o inquisitivos, propositivos y deductivos, …

La educación a distancia pudiera ser como la comida envasada, alimentará en parte, pero los alicientes anexos a los aromas y sabores, conciliación y conversación… suprimidos por un simple acto de ingestión. 

Así tan importante la degustación como la misma conversación, superando la ingestión. De igual modo “la Educación”.